Espaňoles en la República Checa/ el artículo bueno


El clima, los horarios, el carácter de las personas en España y en la República Checa son muy diferentes. Actualmente numerosas personas provenientes de la Península Ibérica residen en la República Checa. Les preguntamos ¿cómo se adaptaron al estilo de vida de este país y qué opinan sobre los checos?
Los españoles en su mayoría suelen adaptarse rápidamente al estilo de vida en la República Checa, aunque a veces les cuesta un poco acostumbrarse sobre todo a los horarios diferentes, indicó Álvaro, de Vitoria.
"La verdad es que muchas veces, cuando salimos, los checos ya están volviendo para casa. Nosotros somos de estar en una casa tomando una copa, o lo que sea, y salir a eso de la una de la mañana. A esa hora la mitad de los checos ya se han ido a casa, así que cuando vamos con algún amigo, nos dice siempre que es muy tarde, así que acabamos saliendo cuando ellos vuelven".
Los españoles coinciden en que los checos a primera vista dan la impresión de ser personas frías y poco accesibles, según dijo Ángela, de Valencia.
"En general, diría que los checos son gente reservada, pero no es una cosa de los checos, es una cosa del norte de Europa. Supongo que el clima afecta, el salir menos, pero eso solamente en invierno, luego cuando llega el buen tiempo, la gente sale y empieza a sonreír, o sea que es algo climático. Los checos son gente que una vez te conocen y les caes bien y tienes buena relación con ellos. Son gente en la que puedes confiar, y que te van a intentar ayudar en todo y son muy agradables".
Por su parte, Iñaki, de la ciudad de Bilbao, expresó incluso que podría contemplar la posibilidad de quedarse a vivir en este país para siempre.
"Es un sitio que me gusta. Es muy agradable vivir aquí, la gente es muy acogedora, la cerveza es muy buena y las mujeres son muy bonitas, así que no creo que se me hiciese difícil".
Buena cerveza y mujeres guapas, esos son dos rasgos típicos de la República Checa que resaltan los españoles al hablar de este país. Además de ser guapas, las checas son muy conscientes de sus propósitos, opina Ester, de la ciudad de Zaragoza.
"Creo que las mujeres, aparte de que físicamente son impresionantes, tanto las rubias como las morenas, son mujeres que saben lo que quieren, o sea que llevan la batuta en este país".
Los españoles recalcan también la belleza de Praga y de la naturaleza del país en general. Algunos de ellos hacen elogios del ambiente tranquilo de la República Checa, como por ejemplo, Luis Alonso, de la capital española, Madrid.
"Me encanta el silencio de aquí. Nosotros en España somos unos escandalosos y aquí la realidad es disfrutar del silencio y la tranquilidad. Y luego la gran cantidad de zonas verdes que tiene Praga es algo que me gusta mucho. Una cosa maravillosa en este país es la cantidad de bosques y bosques. Cuando vuelvo cada verano a España me dan ganas de llorar. Ver ese paisaje reseco, sin árboles. Pero aquí si sales, es verde, verde y bosques, eso es maravilloso", expresó Luis Alonso.

Comments